Colonia, 27 de octubre de 1944.
 
EXPOSICIÓN DE MOTIVOS:
Es una norma de la justicia social, el reconocimiento público a los hombres que con su vida ejemplar, saben luchar y sacrificarse en aras del progreso, en todas sus manifestaciones. Consecuentes con ese principio, consideramos que el Departamento de Colonia está en el deber de rendir un homenaje de reconocimiento y gratitud que perpetúe su memoria, al ciudadano recientemente fallecido, hijo del departamento, don Federico Gilomén. Fue el extinto uno de los primeros descendientes nacidos en el país de esos nobles y valientes inmigrantes suizos que llegaron a nuestro departamento por el año 1862, fundando la actual progresista Colonia Suiza. Con ese ejemplo de bondad, de trabajo y de amor a la justicia que supieron inculcar esos forjadores del progreso a sus hijos, el extinto desde edad temprana, le cupo intervenir en la vida pública, actuando siempre con nobleza en esas justas civilistas de nuestro azaroso pasado histórico, que muchas veces hubieron de dirimirse en fratricidas contiendas desde las cuchillas de nuestra patria. Desde la Revolución del Quebracho hasta la de 1904, iniciándose en aquella como Sargento, después como Comandante del Batallón “César Díaz”. Actuó siempre en forma desinteresada, honorariamente y cuando el Gobierno Nacional le confirió el grado de Capitán efectivo del Ejército, no aceptó tan honrosa y remunerativa designación, por considerar que su puesto estaba junto al pueblo que lo vio nacer. Bien podemos manifestar de esa figura patriarcal, que en la región de Colonia Suiza no ha habido una manifestación de progreso, en lo social, económico o cultural, en la que don Federico Gilomén, miembro del Municipio local en distintas épocas. Actuó varias veces como Miembro de las ex – Juntas Administrativas del Departamento, -como miembro de las Juntas Electorales, en las que hubo más de una vez, imponer soluciones de justicia ante la oposición del representante del Gobierno en épocas en que nuestra democracia recién se cimentaba en el espíritu de los gobernantes, impuesta por el esfuerzo de los ciudadanos, que como el extinto la sabían defender con valentía y riesgo de su seguridad personal. Actuó más tarde como Diputado de la Asamblea Representativa Departamental y como función rentada la única que desempeñó, fue cuando en el año 1922 el electorado lo eligió miembro del ex – Concejo Departamental de Administración. Concretando: fue don Federico Gilomén un ciudadano que por más de 55 años siempre luchó en pro de toda gestión de progreso del departamento, a pesar de las múltiples decepciones supo siempre ser optimista con un sano y profundo sentimiento de tolerancia para con los errores de los hombres públicos, pero con una perseverante obstinación para todo aquello que consideraba un bien para el pueblo. Por los méritos expuestos un tanto someramente, dado que sólo hemos querido destacar su actuación en las funciones públicas, silenciando sus múltiples actividades como propulsor del progreso departamental, desde distintas entidades sociales que integrara y como colono de vida ejemplar, lo que por otra parte es de conocimiento de los Sres. Ediles, -solicitamos que este sencillo homenaje de reconocimiento social y como acto de justicia, sea otorgado por esta Junta. RICARDO RUFENER – L. ARMAND UGÓN DE GARDIOL – MARTÍN ODRIOZOLA – ALFREDO DOVAT PONS.
 
LA JUNTA DEPARTAMENTAL DE COLONIA
ACUERDA Y DECRETA:
 
Artículo 1º. Designase con el nombre de “Federico Gilomén” la actual Avenida del Puerto de la Villa de Nueva Helvecia.
Artículo 2º. Comuníquese e insértese en el Libro de Leyes de la Junta de Departamental.
 
Sala de Sesiones de la Junta Departamental de Colonia a veintisiete de octubre de mil novecientos cuarenta y cuatro.
 
RICARDO RUFENER, Presidente.
 
FRANCISCO MORENO, Secretario.
  

download Decreto oficial (PDF)